MUY BUENAS NOTICIAS!!

Conflux nos traerá cambios en las presentaciones, parece que la gente de Wizards ha escuchado a los jugadores (yo mismo les puse a parir en ésta entrada del blog de hace un par de meses) y van a echar marcha atrás mejorando notablemente las presentaciones (Prereleases & Launch Partys, como ellos dicen) y precísamente van a solucionar prácticamente todos los problemas de los cuales nos quejábamos...

Van a mantener los eventos pequeños (las presentaciones en tienda) y además se van a recuperar las grandes presentaciones (Prereleases), las típicas de los Boden See con cientos de jugadores divirtiéndose, comentando anécdotas de cartas nuevas, combos recién inventados... eso que se echa de menos en una presentación de tienda de 60 personas (como mucho).

Los premios van a aumentar, wotc se compromete a ello. Esto no esta bien, esta mejor que bien.

Se entregarán cartas promocionales de regalo diferentes, una por asistir a la presentación y otra distinta para las Launch Partys (torneos de lanzamiento a la venta celebrados en tienda). Lo lógico! vamos como toda la vida. Ya no nos endosarán 2 Ajanis seguidos (por cierto para mí el mejor caminante de Alara, infravalorado en precio pero no así en listas de mazos de standard).

Y como guinda final, vuelven los Drafts a las presentaciones, mola pero tampoco era algo imprescindible.

Bueno, hoy me voy contento a la cama, estos cambios en sus políticas están bien, investigan, evolucionan, se preocupan por mejorar constantemente y cuando meten la pata, no les cuesta nada rectificar, ya me gustaría a mi que los jefes de los trabajos fuesen tan inteligentes como los "jefes" de mi Hobby y que te dijeran, "lo que te dije ayer olvídalo, tenías tu razón" se me saltarían las lágrimas si le escuchase eso a mi jefe cada vez que se equivoca (estaría todo el día llorando de emoción) ¿qué les costará?, si es lo más inteligente, reconocer los errores es el primer paso para enmendarlos! Bueno, perdón que me voy por otros derroteros.

Fuente original: wotc

Un saludo.
S.